RÉGIMEN FISCAL ESPECIAL DE MI ONG




Las Organizaciones Sin Ánimo de Lucro tienen las mismas obligaciones fiscales que el resto de personas jurídicas. No obstante pueden acogerse a ciertas exenciones.

Nuestra norma de referencia es la Ley 49/2002 de 23 de Diciembre del Régimen Fiscal de las Entidades Sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo.


Las ONG disfrutan de algunas exenciones fiscales, es decir, están exentas de pagar ciertos impuestos. Esto es debido a que dedican sus recursos a la realización de actividades para el interés general, que de otra manera, deberían atenderse con recursos públicos y financiarse a través de impuestos.


Acogerse a este régimen fiscal es voluntario. Según el artículo 14 del la ley 49/2002 las entidades sin fines lucrativos podrán acogerse al régimen fiscal especial en el plazo y en la forma que reglamentariamente se establezca. Ejercitada la opción, la entidad quedará vinculada a este régimen de forma indefinida durante los períodos impositivos siguientes, mientras no se renuncie a su aplicación en la forma que reglamentariamente se establezca.


Una de las exenciones mas importantes es en el Impuesto de Sociedades, pero también otros tributos de carácter local. En el caso del IVA las ONG no tienen trato especial. Además debes presentar la declaración de donativos ( modelo 182) e IRPF.


¿QUÉ TIPOS DE ENTIDADES SE CONSIDERAN SIN ÁNIMO DE LUCRO A EFECTOS DE ESTA LEY?



El artículo 2 de la Ley 49/2002 enumera los tipos:


Las fundaciones.


Las asociaciones declaradas de utilidad pública.



Las organizaciones no gubernamentales de desarrollo ,siempre que tengan alguna de las formas jurídicas a que se refieren los párrafos anteriores.


Las delegaciones de fundaciones extranjeras inscritas en el Registro de Fundaciones


Las federaciones deportivas españolas, las federaciones deportivas territoriales de ámbito autonómico integradas en aquéllas, el Comité Olímpico Español y el Comité Paralímpico Español.


Las federaciones y asociaciones de las entidades sin fines lucrativos a que se refieren los párrafos anteriores.


Estas organizaciones que hemos enumerado sólo serán consideradas como asociaciones sin fines lucrativos si cumplen con los siguientes requisitos:


Que persigan fines de interés general. El artículo 3.2 de la Ley 49/2002 enumera esos fines.


Que destinen a la realización de dichos fines al menos el 70 por 100 de las siguientes rentas e ingresos:

  • Las rentas de las explotaciones económicas que desarrollen

  • Las rentas derivadas de la transmisión de bienes o derechos de su titularidad

  • Los ingresos que obtengan por cualquier otro concepto, deducidos los gastos realizados para la obtención de tales ingresos.

Que la actividad realizada no consista en el desarrollo de explotaciones económicas ajenas a su objeto o finalidad estatutaria.


Que los fundadores, asociados, patronos, representantes estatutarios, miembros de los órganos de gobierno y los cónyuges o parientes hasta el cuarto grado inclusive de cualquiera de ellos no sean los destinatarios principales de las actividades que se realicen por las entidades, ni se beneficien de condiciones especiales para utilizar sus servicios.


Que los cargos de patrono, representante estatutario y miembro del órgano de gobierno sean gratuitos, sin perjuicio del derecho a ser reembolsados de los gastos debidamente justificados que el desempeño de su función les ocasione, sin que las cantidades percibidas por este concepto puedan exceder de los límites previstos en la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para ser consideradas dietas exceptuadas de gravamen. Este requisito no se aplicará a las federaciones deportivas españolas, las federaciones deportivas territoriales de ámbito autonómico integradas en aquéllas, el Comité Olímpico Español y el Comité Paralímpico Español y respetará el régimen específico establecido para aquellas asociaciones que, de acuerdo con la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, hayan sido declaradas de utilidad pública.


Que, en caso de disolución, su patrimonio se destine en su totalidad a alguna de las entidades consideradas como entidades beneficiarias del mecenazgo,o a entidades públicas de naturaleza no fundacional que persigan fines de interés general, y esta circunstancia esté expresamente contemplada en el negocio fundacional o en los estatutos de la entidad disuelta.


Que estén inscritas en el registro correspondiente.


Que cumplan las obligaciones contables previstas en las normas por las que se rigen o, en su defecto, en el Código de Comercio y disposiciones complementarias.


Que cumplan las obligaciones de rendición de cuentas que establezca su legislación específica.


Que elaboren anualmente una memoria económica en la que se especifiquen los ingresos y gastos del ejercicio, de manera que puedan identificarse por categorías y por proyectos, así como el porcentaje de participación que mantengan en entidades mercantiles.


RENTAS EXENTAS DEL IMPUESTO DE SOCIEDADES



Tenemos que tener en cuenta que en lo que no se contemple en la Ley 49/2002 se aplica la normativa general del impuesto de sociedades.


Las rentas exentas el IS son las siguientes:


La derivadas de los siguientes ingresos:


  • Los donativos y donaciones recibidos para colaborar en los fines de la entidad, incluidas las aportaciones o donaciones en concepto de dotación patrimonial, en el momento de su constitución o en un momento posterior, y las ayudas económicas recibidas en virtud de los convenios de colaboración empresarial regulados en el artículo 25 de esta Ley y en virtud de los contratos de patrocinio publicitario a que se refiere la Ley 34/1998, de 11 de noviembre, General de Publicidad.


  • Las cuotas satisfechas por los asociados, colaboradores o benefactores, siempre que no se correspondan con el derecho a percibir una prestación derivada de una explotación económica no exenta.


  • Las subvenciones, salvo las destinadas a financiar la realización de económicas no exentas.


Las procedentes del patrimonio mobiliario e inmobiliario de la entidad, como son los dividendos y participaciones en beneficios de sociedades, intereses, cánones y alquileres.


Las derivadas de adquisiciones o de transmisiones, por cualquier título, de bienes o derechos, incluidas las obtenidas con ocasión de la disolución y liquidación de la entidad.


Las obtenidas en el ejercicio de las explotaciones económicas exentas a que se refiere el artículo siguiente.


Las que, de acuerdo con la normativa tributaria, deban ser atribuidas o imputadas a las entidades sin fines lucrativos y que procedan de rentas exentas incluidas en alguno de los apartados anteriores de este artículo.


Las explotaciones económicas de prestación de servicios de promoción y gestión de la acción social, así como los de asistencia social e inclusión social que se indican a continuación, incluyendo las actividades auxiliares o complementarias de aquéllos, como son los servicios accesorios de alimentación, alojamiento o transporte:


  • Protección de la infancia y de la juventud.

  • Asistencia a la tercera edad.

  • Asistencia a personas en riesgo de exclusión o dificultad social o víctimas de malos tratos.

  • Asistencia a personas con discapacidad, incluida la formación ocupacional, la inserción laboral y la explotación de granjas, talleres y centros especiales en los que desarrollen su trabajo.

  • Asistencia a minorías étnicas.

  • Asistencia a refugiados y asilados.

  • Asistencia a emigrantes, inmigrantes y transeúntes.

  • Asistencia a personas con cargas familiares no compartidas.

  • Acción social comunitaria y familiar.

  • Asistencia a ex reclusos.

  • Reinserción social y prevención de la delincuencia.

  • Asistencia a alcohólicos y toxicómanos.

  • Cooperación para el desarrollo.

  • Inclusión social de las personas a que se refieren los párrafos anteriores.


Las explotaciones económicas de prestación de servicios de hospitalización o asistencia sanitaria, incluyendo las actividades auxiliares o complementarias de los mismos, como son la entrega de medicamentos o los servicios accesorios de alimentación, alojamiento y transporte.


Las explotaciones económicas de investigación científica y desarrollo tecnológico.


Las explotaciones económicas de los bienes declarados de interés cultural conforme a la normativa del Patrimonio Histórico del Estado y de las Comunidades Autónomas, así como de museos, bibliotecas, archivos y centros de documentación, siempre y cuando se cumplan las exigencias establecidas en dicha normativa, en particular respecto de los deberes de visita y exposición pública de dichos bienes.


Las explotaciones económicas consistentes en la organización de representaciones musicales, coreográficas, teatrales, cinematográficas o circenses.

Las explotaciones económicas de parques y otros espacios naturales protegidos de características similares.


Las explotaciones económicas de enseñanza y de formación profesional, en todos los niveles y grados del sistema educativo, así como las de educación infantil hasta los tres años, incluida la guarda y custodia de niños hasta esa edad, las de educación especial, las de educación compensatoria y las de educación permanente y de adultos, cuando estén exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido, así como las explotaciones económicas de alimentación, alojamiento o transporte realizadas por centros docentes y colegios mayores pertenecientes a entidades sin fines lucrativos.

Las explotaciones económicas consistentes en la organización de exposiciones, conferencias, coloquios, cursos o seminarios.


Las explotaciones económicas de elaboración, edición, publicación y venta de libros, revistas, folletos, material audiovisual y material multimedia.


Las explotaciones económicas de prestación de servicios de carácter deportivo a personas físicas que practiquen el deporte o la educación física, siempre que tales servicios estén directamente relacionados con dichas prácticas y con excepción de los servicios relacionados con espectáculos deportivos y de los prestados a deportistas profesionales.


Las explotaciones económicas que tengan un carácter meramente auxiliar o complementario de las explotaciones económicas exentas o de las actividades encaminadas a cumplir los fines estatutarios o el objeto de la entidad sin fines lucrativos. No se considerará que las explotaciones económicas tienen un carácter meramente auxiliar o complementario cuando el importe neto de la cifra de negocios del ejercicio correspondiente al conjunto de ellas exceda del 20 % de los ingresos totales de la entidad.


Las explotaciones económicas de escasa relevancia. Se consideran como tales aquellas cuyo importe neto de la cifra de negocios del ejercicio no supere en conjunto 20.000 euros.


No obstante las entidades que opten por este régimen fiscal, estarán obligadas a declarar por el Impuesto sobre Sociedades la totalidad de sus rentas, exentas y no exentas.


RENTAS E INGRESOS SOMETIDOS A TRIBUTACIÓN


Sólo incluirán en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades las rentas derivadas de las explotaciones económicas no exentas. Son las siguientes:


Los gastos imputables exclusivamente a las rentas exentas. Los gastos parcialmente imputables a las rentas no exentas serán deducibles en el porcentaje que representen los ingresos obtenidos en el ejercicio de explotaciones económicas no exentas respecto de los ingresos totales de la entidad.


Las cantidades destinadas a la amortización de elementos patrimoniales no afectos a las explotaciones económicas sometidas a gravamen. En el caso de elementos patrimoniales afectos parcialmente a la realización de actividades exentas, no resultarán deducibles las cantidades destinadas a la amortización en el porcentaje en que el elemento patrimonial se encuentre afecto a la realización de dicha actividad.


Las cantidades que constituyan aplicación de resultados y, en particular, de los excedentes de explotaciones económicas no exentas.


EXENCIONES EN TRIBUTOS LOCALES


En materia de imposición local la aplicación del régimen fiscal especial supone para las entidades sin ánimo de lucro disfrutar de:

  • Exención del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de los inmuebles propiedad de entidades sin fines lucrativos, excepto los afectos a explotaciones económicas no exentas del Impuesto sobre Sociedades.

  • Exención del Impuesto sobre Actividades Económicas por las explotaciones económicas exentas. Debiéndose presentar, no obstante, declaración de alta en la matrícula de este impuesto y declaración de baja en caso de cese en la actividad.

  • Exención del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana cuando la obligación legal de satisfacer dicho impuesto recaiga sobre una entidad sin fines lucrativos. En el supuesto de transmisiones de terrenos o de constitución o transmisión de derechos reales de goce limitativos del dominio sobre los mismos, efectuadas a título oneroso por una entidad sin fines lucrativos, la exención en el referido impuesto estará condicionada a que tales terrenos cumplan los requisitos establecidos para aplicar la exención en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

La aplicación de estas exenciones queda condicionada a que las entidades sin fines lucrativos comuniquen al ayuntamiento correspondiente el ejercicio de la opción por el régimen especial, de conformidad con el artículo 14 de la Ley 49/2002, y al cumplimiento de los requisitos y supuestos relativos al régimen fiscal especial.


MODELO 182


El modelo 182 es una declaración informativa que se presenta anualmente ante la Agencia Tributaria. A través de él, detallamos los donativos, donaciones y aportaciones que hemos recibido (tanto de particulares como de empresas).

Esta información es muy útil para Hacienda ya que, a través de ella, recoge la información para aplicar las deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en el Impuesto sobre Sociedades o en el Impuesto sobre la Renta de no Residentes.


Deberán presentar la declaración informativa de donativos, donaciones y aportaciones recibidas y disposiciones realizadas, las entidades perceptoras de donativos, donaciones y aportaciones que den derecho a deducción por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes o por el Impuesto sobre Sociedades cuando éstas hayan expedido certificación acreditativa del donativo, donación o aportación a las que resulten de aplicación las deducciones previstas en la Ley 49/2002 de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al Mecenazgo.



Si necesitas ayuda para presentar tus impuestos contacta con nosotros.

11 vistas

Entidades colaboradoras

Calle Industria, 1, planta 4, oficina 17

 

Mairena del Aljarafe.

 

Sevilla.

tlf:649393292

tercersectorconsulting@gmail.com