Reformulación. Qué es y consejos para llevarla a cabo

Actualizado: may 5



La semana pasada hablábamos de presentación de proyectos. Una vez presentados, toca esperar la resolución o notificación en la que nos comunicarán si nos han concedido la subvención y si asciende a toda la cuantía solicitada o la cantidad es menor.


Bien, en el caso de que la cuantía sea menor nos toca reformular, a través de un formulario específico habitualmente.


Y ¿Qué es reformular? es adaptar el proyecto y su presupuesto a la financiación que se ha obtenido para el mismo. Esto siempre que no afecte a elementos fundamentales del proyecto, como objetivos, población…etc. Recuerda que nos han concedido la ayuda económica por estos elementos, si los eliminamos podemos perder la subvención.


Es también una prueba de fuego de la capacidad de impacto y potencial de la organización, pues tienes que salvar el impacto cualitativo y cuantitativo del proyecto y su proyección a corto-medio y largo plazo ante el escenario de una reducción de recursos.


Cuando presentas cualquier subvención una vez tienes la resolución dispones de un plazo para realizar la reformulación y acondicionar el presupuesto a lo que te hayan concedido. Tienes que mirarlo en la resolución.



Pasado ese plazo y entregada la reformulación, te llegará una resolución definitiva, allí te ratificarán la cantidad subvencionada con la nueva repartición que tu hayas presentado.

Tienes que mirar bien la cantidad por la cual tienes que justificar, ya que hay convocatorias que aunque te hayan concedido una cantidad tienes que justificar por la cantidad presentada en un inicio. Así que te recomiendo que mires bien este punto, en el momento de formular el proyecto, ya que puede ser que no te interese presentarlo.


Toda la normativa para reformular, plazo, formulario etc. está en las bases y si no lo encuentras en ellas, llama a la entidad gestora.


En caso de una reformulación seria y pautada (AECI y otras instituciones) puede reajustarse proporcionalmente al recorte de la subvención, todo el presupuesto, es decir el aporte de todos los financiadores. Y en algunos casos, previa consulta se pueden reducir también proporcionalmente algunos Indicadores de consecución de objetivos( ejemplo: recorte del 50% de subvención, recorte de 50% en beneficiarios, o en superficie cultivada, o en crédito concedidos, o en talleres realizados, por ejemplo).


La otra opción, sobre todo si el recorte es menor, es que te pidan que tu cubras la diferencia, bien con fondos propios o con financiaciones públicos. Normalmente esto suele ser un Certificado que te piden al presentarte. En tal caso, eso seria lo que tienes que hacer: buscar cofinanciaciones.



En definitiva cíñete a las bases, sigue todas las instrucciones y contacta con la entidad financiadora si te queda alguna duda, tu proyecto depende de ello.



Si necesitas ayuda con la gestión de tus proyectos contáctanos


23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo